jueves, 2 de agosto de 2012

"Si no hubiese sido enólogo, estaría perdido porque no tenía alternativa ni plan B"

Hoy por hoy, hablar de Alejandro Vigil es hacer referencia a uno de los enólogos más prestigiosos de la Argentina.

No es para menos: como chief winemaker de la bodega Catena Zapata, anualmente está al frente de la producción de millones de litros de vino que incluyen desde la etiqueta más exportada por la Argentina, Alamos, hasta verdaderas joyas vitivinícolas, como el Nicolás Catena.

Pero Vigil, como uno de los mayores exponentes de la nueva generación de enólogos argentinos,rompió el molde de la profesión. Según él mismo cuenta, a aquellos que trabajan bajo su paraguas no les pide que lean libros de enología, sino de literatura para fomentar un poco la creatividad del equipo e ir más allá de la acidez volátil, la maloláctica y demás cuestiones técnicas.

Este enólogo, además, desarrolla otros proyectos: junto a Adrianna Catena (hija de Nicolás), hace poco presentó El Enemigo, un Malbec con el que buscó ponerle un poco de "pimienta" al mundo del vino.

Pero hay más: Vigil también conduce el programa de radio In Vino Veritas junto a otros tres amigos como José Bahamonde, Marcelo Pelleriti y Mauricio Llaver, en el cual verdaderas figuras como Michel Rolland comparten espacio con temas de The Clash.

Por último, Vigil también lleva adelante su propio blog: Mi vida de Cosecha, donde plasma sensaciones y vivencias vinculadas con el arte de hacer vinos, donde mezcla vivencias personales y conceptos técnicos.

En este contexto, Vinos & Bodegas invitó a sus lectores a que formulen sus preguntas a esta figura de la vitivinicultura argentina. Vigil cumplió su parte y respondió las consultas seleccionadas:

-Alejandro, ¿en qué te inspiras para hacer un vino? ¿Cuál sería tu "disparador"? ¿Un sabor, un olor, un color, una forma, una historia? (Sonia Baena)
-Estimada Sonia es una pregunta que a diario suelo realizarme, nunca entiendo el mecanismo que dispara esa señal que logra entender cosas abstractas que realmente nunca comprendo. Pero debo decir que sospecho, con el pasar de los años, que es algo que se trae en lo que llamamos memoria intuitiva. Hay una teoría de la evolución que fue desechada pero creo debe estudiarse mucho más que es aquella que habla de la genética adquirida por la adaptación. Esta teoría reza que la adaptación es hereditaria y, hablando del vino más precisamente, aparentemente en mi familia hay mucha gente gustosa de tomar y lo que nos interesa por herencia haber tomado mucho vino, de ahí que al ponerme frente a los vinos para armar un corte mi genética hace que narre el momento enorme de felicidad de muchos antepasados e interprete lo que podría hacerte feliz. Es casi una situación incómoda donde sabría con qué hacerte feliz al mezclar estos brebajes devenidos de la fermentación de mi amada uva. Entonces al resumirlo: mezclo sabores y aromas que pienso me hacen feliz a su ingesta, esto tiene numerables, porque la frase innumerable hace referencia a lo inalcanzable. Pero esto es alcanzable, caracteres que al mezclar logran esa sensación posible de satisfacción. Por ende, lo que me inspira es esa sensación plena de amor y tranquilidad.

-Quería preguntarte Alejandro cuál es el vino, de todos los que elaborás, que particularmente más orgullo te genera y por qué (Federico Vallejos)
-Gracias por preguntar esto. Realmente la gente piensa que aquellos vinos iconos son los que el enólogo infla pecho, la realidad es que el vino que levanta mi espíritu, me da energía y siento que pertenezco al club del bebedor es Saint Felicient. Es un clásico en el cual, pase quien pase, permanece. Y poder adaptarme con mis reglas de "todo cambia" a un estilo me hace sentir que tengo, sin darme cuenta, respeto a la tradición vitivinícola de algo que se hace al respirar o dormir; algo sin sello que vive por sí mismo en la independencia de la intervención de cualquier ser.

-¿Tenés buena relación con tus colegas? ¿A qué enólogos locales admirás y qué vino argentino de otra bodega te gusta mucho? (Ariel Bianchini)
-Querido Ariel, mi existencia es debido a la permanente convivencia con amigos de este rubro grande de corazón y pobre en el PBI de nuestro país. Tengo relación permanente con mi hermanoMarcelo Pelleriti, con quien comparto un programa de radio semanal. Con Daniel Pi (Trapiche ) discuto teorías inaceptables. Roberto de La Motta aguanta mis problemas existenciales apagados regularmente con Oporto. Tengo admiración por los hermanos Michellini, que entienden el vino como un hecho digno al cual debemos rendirnos. Por Richitteli, con quien las generaciones nos separan pero el amor al vino nos unen. Edi del Popolo, con su generosidad e incansable trabajo junto a una de la personas más leales del ambiente David Bonomi. Los intercambios amistosos y sinceros de ideas con Herve Berni Scott o, mejor, los llantos derramados con Ernesto Bajda en la emoción de un vino. Como con ellos o Lorca , Durigutti, Felipe , Leopoldo, David Funes con sus frases de aguante y doscientos más que nos apoyamos, debo decirte finalmente que con gran parte de los que denomino "colegas" tengo buena relación.

Respecto a la segunda parte de tu pregunta, siempre tomo vinos de amigos, como por ejemploAlto Cedro del gran turco Karin, los single de Daniel, los vinos de Mendel, Linda Flor....hay enormes vinos en Argentina con historia y mucho amor detrás.

-¿Cómo enfocarías el marketing aplicado al negocio del vino? (Marce Barros)
-Una de las actividades que entiende el marketing a largo plazo como el vino hay pocas. El mayor ejemplo es Francia y su reinvención permanente. No creo en inventar ruedas que nunca se pinchan, por tal motivo debemos profundizar la idea terruño básicamente y convertirla en una comunicación permanente que dé identidad y largo plazo a nuestra industria. Es un tema que basa la calidad con una zona y pude llegar al consumidor en poco tiempo diseñado por un marketing de lo autóctono, cultura y pasión de nuestra sangre debido a la diversidad.

-¿Cómo se puede saber cuándo un vino de una cosecha en particular será un gran vino? ¿Se tienen elementos que puedan identificarse previamente para saberlo? (David Salischjker)
-La mejor forma es sabiendo cómo fue el año del viñedo. Los vinos sin lugar a duda son el reflejo de lo que pasó durante la estación, tanto climáticamente como su desarrollo debido al suelo. En todos los casos la que dicta la calidad es la uva. En las bodegas lo que se intenta es echar a perder lo menos posible lo que viene del campo. Así, en un buen año con viñedos equilibrados y otoños templados tendremos vinos de gran guarda.

-Para que un vino exprese las características del terroir de donde proviene ¿debe elaborarse con las levaduras que traen las uvas del viñedo, o es lo mismo hacerlo con levaduras de laboratorio? (Diego Di Giacomo)
-Idealmente, con las levaduras indígenas, más por concepto que por resultado. Cuando hablamos de vivos de terruños como consumidores tenemos que estar dispuestos a explorar nuevos horizontes e identificar cosas que teóricamente son defectos, como efectos del terruño. Así hay zonas por ejemplo donde la población de bretanomices es elevado en el viñedo y, por ende, debemos aceptarlas como parte del terruño. Como ese, hay miles de ejemplos.

-¿Qué opinás de la tendencia mundial de productos biodinámicos, la cual ya toca al vino en varios lugares del mundo? (Fabricio Simon)
-La realidad que la biodinamia tiene un concepto muy arraigado en los agricultores. En casa donde mi abuelo o mi suegro siempre sembraron y tenían conceptos que hoy son parte de este movimiento. Por ejemplo, la zanahoria o la cebolla se plantan en decreciente y el maíz en creciente, como ves, es la unión de varias experiencias que logran un concepto único. Particularmente a mí me interesa desde un plano netamente intelectual y teórico.

-Alejandro, ¿cómo pensás que va a evolucionar la vitivinicultura Argentina y qué cepa, a tu criterio, sucederá al exitoso Malbec Argentino? ¿Esa variedad va a tener tanto potencial para lograr lo que el Malbec hizo hasta ahora? (Silvio Martinelli)
-Sólo te diré lo que espero y me gustaría: espero y hago fuerza para que exploremos el concepto terruño, la identidad geográfica y que el varietal sea el principio de un nombre donde lo importante sea el apellido (región). Esto paulatinamente se convertirá en la denominación de la zona y el color del vino. Así, el día de mañana hablaremos de tinto de Altamira o tinto de Chapañay, o de blanco de Gualtallary. Esta evolución debe hacerse por medio de estudios que delimiten regiones por el compendio suelo-clima-humano. Tampoco hay que caer en las denominaciones de origen que limiten la diversidad y la creatividad intelectual.

-Quería preguntarte Alejandro qué perspectivas de desarrollo le ves a la Bonarda en la Argentina y cómo ves a esta cepa posicionada en los próximos 10 años (David Singermann)
-Sin lugar a duda, la Bonarda históricamente ha ocupado un lugar importante en la vitivinicultura nacional, así hace 5 años atrás era el mayor varietal implantado en Argentina. Desde ese punto de vista te diría que es un gran terreno el que ha ganado y, siguiendo con el concepto radicular de la anterior pregunta, en pocos años se convertirá el vino tinto de varias zonas.

-Si no hubieses sido enólogo, ¿en qué otra cosa te sentís capacitado? (Alejandro Márquez)
-Sin lugar a duda estaría perdido. La verdad es que es el oficio que me enseñó mi abuelo y que desarrollé casi a la misma velocidad que el caminar. Es algo que viene incorporado como el papá y la mamá. No podría hacer otra cosa. De hecho, personalmente creo que es lo único que me sale medianamente bien. No tengo alternativa ni plan B.

lunes, 16 de julio de 2012

A brillar...





Hace 11 años viajé por primera vez a Napa. Recuerdo que en una bodega me preguntaron si nuestro idioma era el portugués y si Río de Janeiro era la capital.  Pocos conocían el Malbec y menos se imaginaban que teníamos Cabernet Sauvignon implantado en Argentina.  Solo a modo de recuerdo viajé en esa oportunidad con Alejandro Sejanovich. Paramos en Carneros, la casa de Lee Hudson, un lugar increíble. Lee tenia algo así como 2000 acres que había comprado en los principio de los ’80. Su hermano se dedicó a la actividad inmobiliaria y lo tentó en esta aventura. Compró el acre a unos u$s 3000. Hoy está valuado en más de 300.000.  Rodeado de viñedos y bosques de alcornoques es un lugar paradisíaco, donde la gente que cuidaba el viñedo también se dedicaba a cultivar zapallos, sandías y tomates ¡para concursos!, Recuerdo un zapallo de mas de 500 Kg. También asistí a mi primer fiesta de la vendimia fuera de Mendoza, donde básicamente se juntaron enólogos, viticultores, los operarios y con Mariachis mediante, se armaba la chupandina y comida a discreción. Por aquellos tiempos teníamos muchas ganas, ideas y solo necesitábamos probar para saber por donde estábamos. Realmente creo que gran parte de los 98 puntos logrados en la cosecha 2004 fueron debido a este viaje. Fue como confirmar que lo que pensábamos no estaba tan mal... Hoy ya no se si me interesa ese puntaje, pero en aquellos tiempos la idea no me dejaba dormir. Mi primera visita a Joseph Phelps, Caymus, a los viñedos de tocalon, las famosas salas de degustación donde con solo presentar tu tarjeta personal te servían todo gratis…y ese mundo perfecto de Napa creo, hoy hay un negocio inmobiliario, ya que de otra forma no se explica la perfección de cuento de hadas.  Mención especial a Nicolás Catena, que me llamó antes del viaje y me dijo palabras sabias, de alguien que conoce de esto: “Tiene la oportunidad de ver y saborear lo mejor de esa región. No se ahogue en ese mar. Enfóquese en el Cabernet y su sabor. Tiene la oportunidad de cambiar todo” y la verdad me dio esa oportunidad. También Laura Catena, a quien no solamente le debo por las roturas que sufrió su auto (¡perdón!) sino los contactos y lo mejor: el presupuesto. Por algo la empresa es lo que es. Algo muy importante al final del viaje. Me junté con Luis Reginatto, que estaba haciendo una gira comercial. Dos anécdotas dos: Número uno:  tomamos tanto que nos olvidamos en qué playa de estacionamiento estaba el auto en San Francisco, y se puso muy complicado. Número dos: veíamos a gente que corría mientras nosotros, panchos, estábamos tomando vino. En una de esas vemos a un tipo con un matafuegos y a unos 30 metros un auto incendiado… No me voy a olvidar nuestra pasividad ante el hecho.

(salto)

Por entonces releía a Don Sábato, casi perplejo de su reinvento en el mismo libro, su forma negativa para hacerme tener esperanza. Seguro estaba en lo trágico “Sobre héroes y tumbas”, escuchando “A brillar mi amor”. Redondos en piel recordando ese primer recital al cual pude asistir en Huracán de Parque Patricios, en Buenos Aires, a mediados de los ‘90.


La Bestia Pop by Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota on Grooveshark

(caigo)

Hace dos años viajé al primer simposio internacional de Cabernet Sauvignon en Napa. En esa ocasión se dieron clases sobre Bordeaux, el terruño de Napa, la geología y degustaciones verticales de los grandes vinos de Francia y Napa Valley. 
Este año invitaron a la Bodega Catena Zapata a exponer sobre el Cabernet Sauvignon en Argentina. Fue una grata sorpresa y sentimos orgullo, sobre todo pensando que hacia 11 años no sabían nada de nosotros.
Esto nos pone en un nivel muy importante, ya que se le dedicó medio día a nuestro país. La gente que participa es la más influyente en el mundo de los vinos de primer nivel. Podías encontrar Opus One, Palmer, Staglin, Margoux, Antinori, Marqués de Carrascal y además sus equipos técnicos, comerciales, gente de marketing y dueños de las bodegas.
Los ejes principales de discusión fueron muy parecidos a los que escuchamos en la última edición del Argentine Wine Award. Los niveles de alcohol, el uso de madera, las zonificaciones, el entendimiento de las zonas, las estadísticas de implantación de cada lugar. En principio fue muy llamativo, pero después entendí que todo está en torno al mismo punto. La intervención del hombre, cuánto, en qué forma y los objetivos finales; en fin, las degustaciones de distintas añadas de estos grandes vinos, las explicaciones técnicas y las filosofía de cultivo y elaboración dominaban las charlas.
Nuestro día llego y junto a la exposición presentamos varios Cabernet Sauvignon de las distintas zonas de Mendoza, también Catena Alta del año 2005 y Nicolás Catena Zapata 2009. Si bien nosotros veníamos viendo que el nivel de  nuestros vinos estaba a la altura de las circunstancias teníamos que comprobarlo con un panel sumamente especializado. El examen fue realmente impensado y con gran recepción. A partir de ahí se pasó gran parte de la mañana con preguntas especificas sobre nuestro país y la cultura de nuestra vitivinicultura.
Pensando más allá de lo vivido en este Segundo Simposio Internacional de Cabernet Sauvignon, observé varios puntos que me gustaría compartir para seguir discutiendo respecto a nuestro futuro como región, siempre desde la humilde mirada de alguien que lleva poco tiempo en esta actividad aunque eso implique toda mi (la) vida.
·         - Las cosechas mejores clasificadas de Bordeaux tenían mayor contenido de alcohol, así un Cot Esturnel podía llegar a 14,6º mientras que los clasificados en menor valía por ellos mismos tenían alcoholes de 13º o menos. Sumamente interesante  cuando nosotros estamos yendo como concepto a la inversa. Es más, parte importante de mi filosofía de elaboración es bajar los alcoholes.  Insisto, esto no es una visión mía, es lo que detecté en el simposio. 
·         - Estas cosechas clasificadas como mejores (año 2000) no se si evolucionaron como esperábamos varios de los participantes. En cambio, añadas denominadas regulares (1998) presentaban una increíble elegancia y tipicidad de la zona.
·        -  Los vinos argentinos ya están a nivel de los denominados first class.
·         - Tenemos costos de elaboración muy parecidos, solo que el precio promedio de la caja en EEUU es 5 a 10 veces mayor que el nuestro. Esto nos traerá problemas graves a futuro.
·         - Existe una fuerte corriente de vinos naturales, baja intervención del hombre, en la cual Argentina podría estar muy bien posicionada por nuestras características climatológicas
·         - Y si todo el mundo está hablando de zonas… ¿es el principio del fin del varietal? No lo veo así, pero al parecer todos prestan mayor atención a la zona que al varietal.

Ahora yo no creo ni en el bajo ni en el alto alcohol. Si creo en la intervención del hombre casi como dogma. Desde el momento en que interrumpimos el medio con este monocultivo estamos dejando de lado gran parte de lo natural, pero si es necesario mantener una ética basada en ser lo sumamente pulcros en nuestra intervención. No dañar lo que la vid nos entrega con tanto trabajo, ser uno natural para que de ahí surjan lo que podríamos llamar vinos auténticos. No me gustan los vinos armados especialmente para un cliente o un consumidor. Básicamente porque no creen en si mismos y toman un rol o personaje que en principio no lo hace natural. No creo en la alta madera o baja madera. Creo en la intervención acentuada por el respeto a la “no fruta”, por llamarlo de alguna manera. En niveles que no necesariamente tengan que ver con  un balance dibujado por la concentración debido a las sobre extracciones, sumadas a sangrías que en todo caso perjudican en gran medida lo que llamamos vino y la real sustentabilidad.  No creo en varietales y zonas, si creo en el hombre que dentro de una sociedad define con su ambiente su cultura. Si algo de esto es impuesto, dibujado, no pertenece. Es una mentira que, si bien no interesa al consumidor, debería importarle a quien elabora esto, por su conciencia y su sueño, por ser un paracaidista camuflado de verde, y digo verde en el estricto sentido de la moneda. No pretendo afirmar que el dinero no importa, aseguro que junto con el vino debería ser obligación la dignidad para ganarlo. No tengo idea que quieren decir cuando a un vino lo llaman “honesto, natural, típico”. Sin embargo, entiendo que nuestra intervención debe proteger a esta bebida a la que consideramos alimento y en mi caso lo único que podría hacer en este mundo, porque otra cosa, no se. 

lunes, 19 de marzo de 2012

Cuestión de peso


Estamos llegando al punto donde la cosecha toma velocidad. La adrenalina ocupa parte importante de la sangre. Pasados todos estos años sigo sintiendo el primer amor cada instante. Los miedos son los mismos. Las decisiones se toman más pausadamente, con el tiempo uno se adecua a esas estructuras que son como aguas donde se nada cómodo. En otro momento no se sentía la incomodidad…eso me dice una sola cosa, los años van tomando mi libertad...
Estos días escuche enorme cantidad de planteos sobre el nivel de alcohol. Sin querer me llevó a los primeros pensamientos e hipótesis que en cierta forma están estrechamente ligados. Se trata de los rendimientos por planta en función de la calidad. Mi diagrama mental de lógica cuando comencé tendía a vincular el suelo a la calidad. Así pensaba que suelos profundos y fértiles daban mala calidad y los suelos  pobres de baja profundidad eran la panacea para obtener nuestros vinos top.  Con el tiempo, esta teoría fue tomando forma pero con muchos condicionamientos. Tantos, tantos, que al final cambió la hipótesis y de esta forma también cambió la visión sobre el alcohol y la concentración.
Así fue que la lógica me dicto parámetros que tenía que resolver en forma práctica y matemática. La teoría era: “a menor carga, mayor calidad”. Simple, pero con una enorme diversidad de acepciones. En la práctica trabajamos una gran cantidad de parcelas con gran variedad de rendimientos en distintas zonas. ¿Los resultados? Tan variables como las parcelas. Nada en concreto así en tres años. Hasta que comenzamos a ajustar cada zona y luego sub-zona a los rendimientos óptimos. ¿OPTIMOS? ¿Para qué? Desde esa simple pregunta dejé de hacer raleo, no tire más uva al piso y encontré un respeto a lo que natura da. De esta manera,  pasado el tiempo, descubrí que todo estaba vinculado al sentido común. Si la planta tiene más carga cosecharemos más tarde y si la planta tiene menos carga, ¡será antes! Y si, es lógico, pero no es fácil de llevar a la práctica. En estos días estoy leyendo “El Curioso incidente del  perro a medianoche”, de Mark Haddon. Es una novela verosímil que ayuda a comprendernos mejor a nosotros mismos y deja aromas de un gran sentido del humor...recomendable.
Al final, la simplicidad de las cosas se limita a simples variables que las podemos definir con la matemática, pero más con lo que denominamos sentido común. La variabilidad es la única herramienta real y probada para mantener la consistencia en el tiempo. Mucha variación en el año, poca entre años, es una definición estadística pero que bien funciona en todo ……cortito y al pie , que no nos engañen más. El rendimiento tiene que ver con la interrelación con el medio y no con el capricho de la página para el periodista.
Algo divertido de la semana. El encuentro con el importador de Dinamarca Christian Philipson. Un personaje de película que siempre me da la oportunidad de probar grandes vinos y el que me permitió encontrar a Guigal y sus lalala , grandes vinos de personalidad y amor. (www.guigal.com)
Otro punto alto de la semana. Son esas pocas horas con los que me logro ver con los In Vino Veritas para grabar nuestros garabatos radiales. (www.facebook.com/InVinoVeritasTv) Fuerte en emoción, alimentador de espíritu, recreo vendimial. Nuestra invitada, Nadia Harón. Alguien que convirtió lo cotidiano de cocinar en Arte. Siempre recomiendo sus dos restoranes, al igual que los vinos de la bodega familiar O Fournier. Divertido programa, pero con aspectos ya más críticos al sistema , donde estoy encontrando espacio para mis reclamos, sobre todo el de la seguridad, y la necesidad de involucrarnos como ciudadanos para que las soluciones también las aportemos nosotros.


Paloma by Los Visitantes on Grooveshark 


(Pausa, entra cortina,  cambia el ritmo y…)



Los malbec comenzaron a entrar en las bodegas, prometen calidad, prometen valía… es cuestión de no echarlo a perder. Veremos como sigue…

jueves, 16 de febrero de 2012

El partido más largo de ajedrez


Recorro el viñedo de Adriana a 1480 metros de altura (en algún post ya la nombré), estoy con el mapa de suelo en mano, verificando las superficie foliar y carga en cada sector.  Cuando comencé, tenia la premisa de homogeneizar los cuarteles, para ello me muní de fertilizantes foliares, por riego, doble mangueras, guano en hoyos...infinidad de cosas que traje por mi paso en  el INTA, de la literatura técnica encontrada en años de estudios. Sumado a esto, la idea era lograr los altos puntajes que predestinan como filo en cuello casi la vida o la muerte. Horas de caminar este viñedo. Elaborarlo me lleva a una conclusión extraña cuando veo hacia atrás… ¿Por qué intenté cambiar la naturaleza?, ¿por qué intenté cambiar el terruño?  Es casi innato en el hombre moldear las cosas a su antojo sin comprender la esencia. Cuando yo no este más, este sitio va a seguir e inesperadamente por el minúsculo tiempo del hombre en lo terrenal,  la victoria será de Gualtallary. La impaciencia me embarga el juicio y me deja casi sin aliento al entender que si quiero elaborar esos vinos tengo que respirar a su ritmo. Así, hace unos años abandoné este intento de domar lo natural con lo sobrenatural. Dejé fluir mi sangre en el torrente de esta zona, ¡nueva pero vieja! Estaba esperando con paciencia estas plantas  y ella (Gualtallary) la cambia a consecuencia de su enorme experiencia en enteder los otros componentes vivos de la región. En el medio de esto, Divididos.  Suena el disco “Acariciando lo áspero”, editado a principio de los 90. En Mendoza, tocaban cada tanto en el Estadio Pacifico. Mal sonido, una bola de sonido, más de un recital,  más de un diente perdido, “…y la virgen pasó haciendo ala delta”. A full, pero acá está el mítico, “El 38”.


El 38 by Divididos on Grooveshark

Bajamos con el ala delta al terreno y volvemos a lo nuestro. Esta infinidad de parcelas dadas por la heterogeneidad enorme de estos suelos fundamentalmente de origen aluvional y eólico, tienen un mensaje encriptado en su carpeta arenosa, para eso pergeñamos una idea casi descabellada que era armar una matriz enorme de vinificaciones , que contuviera las parcelas, sub parcelas. Tres momentos distintos de cosecha , tres vinificaciones diferentes y barriles de distintos tostados. Esto podría desagregar una parcela en más de 100 vinos y ¿para qué?. En general, cuando se elabora uvas de una parcela se hace en un solo momento de cosecha (momento óptimo) , sin diferenciar las sub parcelas dadas por el tipo de suelo (calcáreo, rocas, arena, limoso, baja profundidad), dirección y exposición de las hileras.  Tampoco se piensa como fermentar en función de estos suelos y mucho menos como añejar.
En alusión a esto siempre aparece esa palabra: óptimo. Cuando pregunto a que le llaman… y…este es el momento óptimo para cosechar. La respuesta no tarda en llegar. Los taninos están dulces, el hollejo no se seca , la semilla esta crocante…¡¡¡la semilla se despega de la pulpa!!!. En el mejor de los casos y no es criticable, ya que por lo menos tiene un argumento irrebatible. Tiene 14 grados de alcohol potencial. De ahí mi razonamiento es que no hay momento óptimo. Hay una serie de momentos que las uvas nos entregaran distintos perfiles y debemos fermentarlos y añejarlos en función de eso. De esta forma tendremos una película secuencial de los perfiles aromáticos y gustativos que puede entregar una zona sin dañar la expresión global en función de los momentos óptimos de cada persona.
Al final, subí  al mismo cerro de siempre y miré por diferencias de color en el follaje. Todo seguía igual y quería ver  si definíamos nuevas zonas y que momentos elegiremos para cosechar. La lección es obvia. El suelo no cambia lo que si cambia es la vista del hombre.
Esto me hace acordar la cita de Mauricio Llaver de Jean Francois Revel que dice “…la multiplicidad de resultados según los lugares, y las cepas, los infinitos matices de sus resultados hacen de la vitivinicultura y de la degustación una partida de ajedrez de infinitas soluciones jamás agotadas”.
Estamos vendiminado le Sauvignon blanc, antiguamente lo habría llamado verde muy verde, hoy lo llamo con carácter, una acidez filosa, pasto mojado, he preparado un tanque especial pàra ello, fermentare a 5 grados con hollejo , el año pasado creo que fue bien , veremos este .
Las fincas en general están muy bien , la cosecha esta arrancando  fuerte , creo un gran año sobre todo en las zonas altas y Valle de Uco donde los rendimientos serán bajos naturalmente, digo buenos en calidad no en cantidad. Tenemos que encontrar el equilibrio para que el productor siga existiendo y la bodega pueda exportar pero me parece que no será fácil.
Agrelo tiene una madurez adelantada para el Malbec y estoy pensando si antes de que termine febrero cosecho los sectores arenosos, no todo, pero si una parte. Este tipo de cosecha me aporta una especia que solo lo he sentido en el Rhon.
Ahora, como todos los años, miro al cielo. Recorro los pronósticos del tiempo cada 10 minutos y maldigo la lluvia, la humedad…. Todos los años igual. Recuerdo a Sejaniovich diciendo:  ¡Es la época de lluvia ¡! No te vuelvas loco! Pero la verdad, caigo siempre en lo mismo, noches largas sentado en la cama sintiendo los truenos y con mi mente recorriendo los viñedos. Mirando la uva, riendo con locas ideas y penando con el agua….
En la semana he recorrido varias degustaciones. Desde el afamado blend americano “The Prisioner” a hermosos vinos argentinos. Sin embargo recomiendo,  si la oportunidad se presenta, no  dejar de probar Puligny- Montrachet- Les Referts de Louis Jadot. Las cenas en Mallman de esta semana. Plato exquisito. Un gazpacho increíble.




miércoles, 8 de febrero de 2012

Tiempo de matar(Las Pelotas 2001)


Hace unos 10 años la primer finca que visite  trabajando en Catena fue Angélica. Este viñedo que tiene parcelas de mas de 80 años tenia sus sectores iconos, el mas importante cuartel 18, esta en la parte final del viñedo pegado a la barranca de 40 o 50 metros del Rio Mendoza.  Siempre fue un cuartel de altísima calidad, muy homogéneo. Recuerdo que me pregunte innumerable veces porque?. La teoría por la cual me convencí fue que en el momento de plantar este viñedo, el viticultor fue seleccionado año a año las mejores plantas , así comenzó  desde la calle al rio Mendoza y cada año que pasaba seleccionaba y volvía seleccionar , pasado los 15 años llego a este ultimo cuartel donde tenia plantas de sucesivas selecciones y de ahí salía la mejor uva de esta finca hasta ese momento . Es algo que mi abuelo me había enseñado y que tenia una lógica perfecta, no veo porque aca no se utilizo la misma estrategia mejoradora como decían los antiguos viticultores.


Esta foto es del Cuartel 20_Viñedo Angélica 


 En estos años estaba como loco con el gran Cortazar y ahora me pregunto de acuerdo a un cuento de Cropios y famas titulado Conservación de los recuerdos , cuando comencé este blog pensé hacer el día a día y termine contando las experiencias, aca dejo el cuento para que cada uno piense como conserva los recuerdos:


Los famas para conservar sus recuerdos proceden a embalsamarlos en la siguiente forma: luego de fijado el recuerdo con pelos y señales, lo envuelven de pies a cabeza en una sábana negra y lo colocan parado contra la pared de la sala, con un cartelito que dice: "Excursión a Quilmes", o: "Frank Sinatra".

Los cronopios, en cambio, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: "No vayas a lastimarte", y también: "Cuidado con los escalones". Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras que en las de los cronopios hay gran bulla y puertas que golpean. Los vecinos se quejan siempres de los cronopios, y los famas mueven la cabeza comprensivamente y van a ver si las etiquetas están todas en su sitio.



Siguiendo con el Viñedo Angélica, al lado del cuartel 18 pegado a la barranca estaba el cuartel 20, suelo totalmente arenoso, y que con las lluvias perdíamos plantas al formarse cárcavas hacia el barranco.  Este cuartel me emociono , las plantas eran sobrevivientes antiguos, que permanecían todo el año en estrés hídrico ya que no siempre se regaba, algo abandonado, atacado en forma permanente por las hormigas, tenia las maderas intactas de la plantación ósea casi en cabeza. Le pedí este cuartel para investigación y desarrollo al director de Viñedo y me hice cargo de estas 3080 plantas …en la cosecha 2003 fue el mejor Malbec de Catena Zapata, vino sufrido pero con carácter. Mientras escribo esto escucho tiempo de matar de Las Pelotas...a eso me recuerda esos años de comienzo donde la energía sobrepasa el pensamiento 



Foto del Cuartel 20 del 2011, Enemigo a la vista.

El día que conocí al Pato Tapia le puse cinco malbec, recuerdo viñedo Angelica, Agrelo, Altamira, Gualtallary y La Consulta .Los probo, hablamos de esas zonas , especialmente de Gualtallary…pero al final el eligió Angelica de Lunlunta , pasado estos años pienso que lo selecciono porque era un vino que no ocultaba nada dejaba todo a la vista, digamos era maduro no hablo de su alcohol o polifenoles , era un vino con carácter de la zona , como dice mi amigo Luis Bueno es lo que hay!. El ser autentico y no inflado sin lugar a duda es un plus. Dejo la nota de Pato en aquella época, se refiere a mi como ^el también muy joven Ale.....^ http://www.chile.com/secciones/ver_seccion.php?id=61368

Después de todos estos años me encuentro nuevamente visitando las plantitas que me despertaron curiosidades enormes y que este año vienen muy bien, la finca tiene bajo rendimiento en general, algunos lotes algo estresados ya que en diciembre y parte de enero hemos tenido falta de agua importante en toda la provincia solo que en esta zona se sufre mas por el gran drenaje y las temperaturas record de este año.  
En pocos minutos ya estoy en la finca La Piramide donde cosechamos con mecánica  las primeras uvas, Sauvignon Blanc.. La uva es molida y enviada a maceración, hasta hoy lleva 6 días , digo hasta hoy porque al entrar al cuerpo de fermentación siento notas de pomelo…uno de los tanques se esta moviendo (fermentado) y hay que prensar urgente. Me imagino las uvas como cuando el genial Cortazar describe el baile de los fama.
Los famas cantan alrededor
los famas cantan y se mueven

-CATALA TREGUA TREGUA ESPERA

Los famas bailan en el cuarto
con farolitos y cortinas
bailan y cantan de manera tal

-CATALA TREGUA ESPERA TREGUA

Guardianes de las plazas, ¿cómo dejan salir a los famas, que anden sueltos cantando y bailando, los famas, cantando catala tregua tregua, bailando tregua espera tregua, cómo pueden?

Si todavía los cronopios (esos verdes, erizados, húmedos objetos) anduvieran por las calles, se podría evitarlos con un saludo: -Buenas salenas cronopios cronopios. Pero los famas.


Espero sea otro gran año para el sauvignon blanc varietal que por culta de Matias Michelini me a comenzado a obsesionar , no se porque, ni para que, pero bueno no todo tiene un sentido  que alcance a entender. 



Cosechadora mecánica en el cuartel 1 Sauvignon Blanc.

Degustaciones pasan, preparación de cortes y demás …llega el día que grabamos nuevamente el programa de Radio que cada tanto me saca de la rutina. Me encuentro con los amigos de aventura LLaver, Jose , Marcelo y Cynthia . Lo mas emotivo la visita de Walter Bressia , el tipo nos hizo emocionar y nos mostro que el camino de la perseverancia y el amor es el objetivo final ,sin tener que llegar a nada. Recomiendo Lagrima Canela 2009.



De izquierda a derecha - Ale Vigil, Mauricio Llaver, Marcelo Pelleriti y Jose Bahamonde 
In Vino Veritas a pleno ...Falta Cynthia nuestra productora






La botella de Conjuro con dedicatoria del Señor Walter Bressia


La cosecha comienza a tomar ritmo , lo que siento es que tenemos una gran calidad y muchas posibilidades. Pero quien sabe!!

…… importante el año pasado, que pienso fue mi mejor año para  sauvignon blanc lo fermentamos  a 5ºC enfriando bajo glicol. Levaduras indígenas, obviamente criogénicas!!,previa maceración de 5 dias…. este año intentare replicar esta elaboraciones. ….pero nada sale igual y eso lo hace mas apasionante …


Degustación de mosto en maceración fría - Pablo Sanchez compañero desde el 2003
 en Agrelo y Sofia Ruiz .









viernes, 3 de febrero de 2012

Big Yuyo (Malbec o terruño)

Mañana fresca en chilecito , algo que no es común mas bien exótico , tengo que ir a la Bodega que esta en la parte baja, a unos 20 km mirando a la formación montañosa de Velazco ,imponente.



En el camino suena Bob Marley y sin querer sale una conversación sobre Los Pericos , grupo que permanece vigentes al día de hoy después de varios años de tocar juntos. Los pericos suenan de mediados de los 80 ósea crecí con ellos, tremendos temas como Jamaica reggae y Nada que perder ,  unos años mas tarde recuerdo como otro gran paso del grupo y reconocimiento internacional la invitación a International Festival Reggae Sunsplash que se realiza anualmente en Jamaica. Pasados todos estos años donde los escuchamos y bailamos, por casualidad me encontré con Juanchi Baleiron, una de las guitarras y voz perica, en una cena que organiza Fabricio Portelli con la escusa vino! De ahí en adelante pegamos onda y es un amigo de la familia, con gran emoción nos invito  al asado fin de año  y descubrí esta gente que han logrado permanecer en el tiempo sin lugar a duda a base de ser buena gente y su enorme capacidad musical. Ellos llevan 25 años tocando y permanecen como equipo de trabajo, una lección de generosidad entre ellos y respeto mutuo. En honor a ellos cuelgo la foto y hago referencia  big Yuyo. 


A su izquierda quien escribe a la derecha Luis Reginatto

La bodega tiene mas de 50 años , esta en perfecto estado, rodeada de viñedos de torrontes , algunas criollas y pocos varietales. Hace tres años trabajamos en la zona, ya casi incorporados al ritmo Chilecito, cosa que no es fácil, el día anterior teníamos 47,5 ºC a las 15 hs , esto explica mucho de la personalidad y carácter de la gente. Nadie grita , todos se mueven a ritmo reggae, es constante y sincronizado. La Bodega esta presta a recibir en 5 dias las primeras uvas, Torrontes Riojano. Tiene todos los equipos necesarios para hacer un gran vino, buenas prensas, frio, filtros….pero lo mas importante gente que hace 50 años vive entre el torrontes y lo elabora desde siempre, piensan como torrontes!




En San Juan recomiendo comer el DeSanchez excelente comida, probamos un rico vino Hermitage y luego algunos locales …comida gourmet



 Mi primera visita a esta bodega debe haber sido el invierno de 2003, en San Juan estaba el ruido del Syrah, por entonces fui invitado a una charla en Buenos Aires a exponer sobre el Malbec, recuerdo que realice una exposición donde finalmente la conclusión expuesta era que teníamos que estudiar este varietal en las distintas zonas incluso en toda San Juan que el futuro estaba ahí. Posterior a mi exposición subió un afamado Enólogo Sajuaninno y comenzó diciendo “este niño que subió antes estas totalmente equivocado fruto de su inexperiencia” no me voy a olvidar mas. Bueno siguiendo con mi primer visita , recuerdo que fui con quien entonces tenia a cargo las fincas del norte ,Ing. Correa hoy en Tapiz, otra persona de temple. Al llegar recuerdo mi impresión por semejante bodega, tamaño y ahí apareció Osvaldo y me  comento los millones de litros que manejaba en los años 70, realizo la recorrida pertinente y terminamos en el anden de tren donde antiguamente se cargaban y enviaban a buenos aires en interminables sucesiones de vagones repletos de vino para ser fraccionado en las plantas porteñas. Hoy no puedo creer que no tengamos trenes , el mas increíble medio de transporte y carga, espero volvamos a tenerlos surcando las distancias enormes de Argentina. Tal como comente en un anterior post, San Juan es la provincia que Amo incondicionalmente, Patin club concepción , la plaza Sarmiento , las acequias de tierra, la placita , las casa de los arboles, mi abuelo haciendo trabaja a todos mis amigos por haberlo despertado de la siesta, la cosecha diaria , el vinagre que fermentábamos y tomábamos con soda, el vino cavit, el fede , el Pablo, el carlitos , los Sisternas, el dani, el loco tello, las hermanas Kumel, la cordobesa, los ídolos que jugaban hokey sobre patines, Agüero, Quiroga , el navas..….sere recurrente con mis recuerdos de San Juan, posiblemente no sea de interés para ustedes pero para mi mantener esos recuerdos vinos me hacen acordar donde me crie y el porque de mis valores.
Siguiendo con la actualidad, en esta bodega ya comenzó la cosecha, blancas para  base , la sanidad es excelente, el ritmo se tornara mas intenso en los próximos días especialmente con blancas . Esta mole tiene actualmente habilitado para uso unos 23 millones de litros los cuales quiero usar. Todo un día de planificar, logística y costos nada glamuroso para los enólogos pero mas que necesario.







 El Malbec a ocupado todos estos años nuestro tiempo, estudiando el comportamiento en las distintas zonas, las vinificación, las teorías destructivas de la vitivinicultura Argentina, hoy ya consolidado pienso que camino seguir , desarrollamos otros varietales?, encontramos nuevas zonas?. Personalmente creo que llego el momento de desarrollar las zonas mas que el varietal, es un camino que tenemos que recorrer, tardaremos 200..300 años, como digo alguien en Tw , me voy a clonar para verlo. Pero es hora que identifiquemos las zonas y el varietal sea un condimento mas pero no el origen de nuestra identidad. Es como cuando hablo de San Juan, es mi origen y gran parte de mi persona , en el vino es igual lo que importa es el origen , no el color de la uva.  Ya por comenzar la cosecha en todas las bodegas ……se viene días de 30 horas esta muy bueno sigo teniendo las mariposas en la panza…..







este es mi Big Yuyo 

miércoles, 1 de febrero de 2012

Respeto a los mayores, terruño nuevo?


Camino a La Rioja  comienzo a recordar los innumerables viajes por los 162 km que separan Mendoza de San Juan. Desde que nací a los 18 años pasaba no menos de 4 meses en la cálida San Juan, todos mis amigos y las mejores historias , las de verano, fueron en esta provincia. En San Juan se forjaron los valores del amor al trabajo, a la viña, a la amistad, lo que se llaman los códigos de barrio. Es aquí donde por alguna razón , posiblemente trabajar en los parrales , me pico el bicho de la vitiviniculturas, el vino del medio día , que si no hay pan en el almuerzo no se come  y que todos teníamos que estar a las 13 hs para almorzar en familia. El obligado dormir la siesta, los varillasos por escaparme a la plaza  , la acequia como pileta y el carnaval como escusa para mojar al enemigo…
La idea es poder ir a las dos tierras en La Rioja donde comenzamos a plantar viñedos ,uno que hoy se escucha por todos lados por el tema minero Famatina y otro a 30 km aproximadamente de Famatina llamado Angulos. Hace unos cinco años comenzamos a visitar distintas zonas del Norte por alguna razón llegamos a Chañarmuyo , ahí recordé que en el año 1997 o 1998  visite estas tierras, en ese momento venia a realizar estudio de suelos para una posible implantación de viñedos.  Trabajaba en el INTA, viaje con Milton Gonzalez mi maestro en edafología, la cosa es que era impensado encontrarme con los viñedos  ya crecidos y produciendo uvas de gran calidad. De ese cono de aluviones donde la mayoría del material eran rocas con granitos y caliches casi superficiales a un viñedo de 150 hectáreas . Un día volviendo de Chañarmuyo donde trabajamos hasta este año, pasamos por angulos con Alejandro Sejanovich, ahi vimos estas bastas planicies con un entorno único, rodeados de cerros y con una tímida vista a la cordillera, nos miramos e instantáneamente dijimos este es el lugar para comenzar una nueva región vitivinícola. Ahí aparece en mi memoria que Alejandro Sejanovich implanto el primer viñedo de Gualtallary, en ese momento    el Jefe de Viñedo era Pedro Marchesky , Catena que por definición es pionero se metió en esa aventura que hoy es una realidad. Desde ese momento se comenzó a trabajar para lograr este proyecto.
 Lindo día elegimos para viajar en camino 45 grados y se nos ocurrió comer en Chepes, restorán del automóvil club, sin airea condicionado lugar increíble.
Llegamos directamente a Chilecito bajamos las maletas y seguimos rumbo a Famatina, este terreno no lo conocía , por tal motivo sentí un escalofrió al encontrarme los palos ya puestos y nos permitimos soñar un poco y nos pusimos a discutir donde podíamos construir la Bodega, este proyecto lo dirige Alejandro Vigiani , jefe viticultor de la zona Este y las demás zonas fuera de Mendoza (capitulo aparte para el).

Luego seguimos para Angulos donde nos encontramos con el viejo lugar donde alguna ves habíamos soñado el  viñedo. Caminamos el terreno y aledaños, ya desmontado ,obra de drenaje para riego …., veo que esta todo apuntado de hacerse realidad.



 En ese momento pienso si el impacto será positivo para la zona, que vinos saldrán, cual es el manejo, las características, es un lugar donde nunca se ha producido vino, será como el Gualtallary donde estaba la finca de Catena sola y luego se pobló y planto en todos lados, espero verlo ….ya anocheciendo y discutiendo estos menesteres con Luis Reginato Jefe de Viñedo zona oeste de Mendoza con quien nos gustan estos debates volvemos a chilecito.



Recomiendo comer en La Posta especialmente Chivo….lo  lindo en estos valles altos es que a la noche baja la temperatura y permite beber vinos y comer bajo una brisa imperdible.  


 


La pregunta que me nace muchas veces, cuando me encuentro en estas zonas nuevas, terruños que se desarrollan en todo sentido ya que son hasta ahora deshabitados, inhóspitos y que sin lugar a duda nos dan una posibilidad de seguir aprendiendo y creciendo , es : sabemos lo suficiente de nuestros viejos terruños?, nos hemos tomado el tiempo para entender este gran complejo de las interacciones de la naturaleza y la dificultad del humano. No estaremos acelerando sin permitirnos el tiempo a descubrir lo que tiene guardado secretamente estos antiguos lugares? No estaremos empujando a toda costa sin medir consecuencias ¿? .  La realidad es que necesitamos de las dos cosas descubrir estos nuevos terruños y seguir avanzando  y encontrando en estos viejos lugares con viñedos que superan 50 años y terrenos que han soportado el viñedo los últimos 200 años la llave del vino identificado con ese lugar. Ahí se me viene a la mente Agrelo, Lunlunta , Cruz de Piedra , La Consulta  …muchas veces me siento como un niño que no se da tiempo a reflexionar sobre estas zonas que para el mundo vitivinícola recién comienzan a caminar , 200 años no es nada. Peor, sentirme como esas personas que no valoran la experiencia, la historia, el respeto a los mayores fundamental para que nuestra vitivinicultora sea seria.   
Hace unos meses me fui a vivir a Cruz de Piedra para encontrar esos secretos desde lo cotidiano, pero lamentablemente estoy obligado por ese niño interno a curiosear en las nuevas zonas vitivinícolas que van naciendo.










sábado, 28 de enero de 2012

Barriles - Madera

Fotografia de Gustavo Sabez, loco lindo que conoci hace unos treso cuatro  años. No recuerdo exactamente para que revista me saco unas fotos, pero si recuerdo que tomamos vino por demas.
La madera siempre fue en mi un objeto de aprendizaje, mi primer viaje a Francia fue a ver una toletería y visitar distintas zonas vitivinícolas . Asi fue que partí con un grupo de enólogos entre ellos para recordar El Flaco Richitelli  (Norton), Miras (Bodega fin del Mundo), Fabian Valenzuela (Tapiz), Pedro Marchevsky , Laureano Gomez (Salentain por entonces), el negro Lorca….no recuerdo quien mas…..tremenda aventura donde conocí a varios que después pasaron a ser mis ídolos …ejemplo Richitelli enorme persona , su mirada va mas lejos que el simple estilo de vino…Solo una anécdota por ahora de ese viaje que realizamos de Paris hasta Barcelona ..viajábamos en dos vehículos ,uno lo manejaba yo y mi copiloto era Pedro,que dicho sea de paso me hizo conocer Paris en un día…...por dios como caminamos. Bueno volviendo a la anécdota una noche camino  de Lyon a Narbona veíamos relámpagos , casi por una hora veíamos estos tremendos destellos de luz …hasta que le pregunto a Pedro como es posible que tengan en casi invierno tormentas eléctricas y por atrás se escucha una vos ,creo Laureano, no son relámpagos ¡!son los radares que están sacando foto por ir en exceso de velocidad!! Sabe solo Dios de cuanto fue esa multa. Por lo tanto el tema uso de madera a sido para mi un tema recurrente de  estudio e investigación. Actualmente uso mas de 25 tonelerias …llegue elaborar vinos con 300 porciento de roble nuevo , para que se entienda el vino lo pase tres veces por barriles nuevos en 18 meses, pasando al dia de hoy a muy bajos porcentajes ….Algo que hederé en estos últimos años , conocí un tipo que tiene una mente brillante, lucido y generoso , El Negro Retamal, enólogo de De Martino y con proyectos alucinantes de vinos fermentados en tinajas de 100 años y no sabe dios que cosas mas!!! Tipo estudioso y de mundo…quien me esta dejando un legado en mi conciencia de menor uso de madera….de el seguramente nos encargaremos en otra oportunidad, solo diré que me mando entradas para ir a ver a Iron Maiden en Santiago de Chile al mes de conocerme. Es mas voy a colgar una foto para que lo conozcan.
El Señor de remera Iron Maiden , Botella en mano es Retamal!
Si tengo que decir que si bien estoy en ese camino no quita que me encuentre con un vino al cual me de ganas de sentirle la complejidad del roble y no busque darle esa sensación que esta acompañada de un placer que en muchos casos me da ganas de beberlo y sentirlo. También sostengo estoicamente en este mundo Flash que el vino va con madera, discutiremos luego el equilibrio o el uso..lo demás es jugo de uva fermentado..el cual en muchos casos me deja pata para arriba de lo placentero que es!!!pero no es vino! Ja a discutir!!!!

viernes, 27 de enero de 2012

TENDRAN QUE ENTENDER QUE MIS DIAS SON UNA LOCURA, POR LO CUAL SALDRAN CON POCA EDICION LOS TEXTOS!!!!!
Comenzó el día en Agrelo, los Malbec viene con un envero parejo. Tenemos cuatro cuarteles , dos plantados en su mayoría 1983, los otros dos cuarteles fueron plantados uno en 2005 en ese cuartel teníamos Cot y el otro fue injertado en 2007, teníamos semillon. En el cuartel 1 desde que tengo uso de razón vive una familia de zorros y en la punta norte una familia de lechuzos , incansables compañeros del regador, Don Zenon hombre que se adapto de el riego por melga a riego por goteo. Persona clave en este viñedo.  El sauvignon blanc , variedad que recibe al visitante en la entrada a la Bodega finalmente lo cosecharemos el martes, pensé hoy pero la cantidad de lluvia de las ultimas semanas diluyo los sabores a mi entender.  El cabernet franc, terminando envero, alta rendimiento, posiblemente necesitemos hacer algún raleo en los pelotones de uva (Botritys), con la idea de no tener problemas anitarios. Suena La Mosca un tema Ska! Me recordó cuando comenzaron Los Fabulosos mediado de los 80 a sonar muy fuerte , tocaban revolución rock versión  que tocaba The Clash  tremenda banda británica , esta versión era de 1979. The clash era de nacimiento punk ,pero después de metieron en reggae, rock, rockabilly, ska, jazz y dub . fuertemente influeciados por Sex Pistol en el inicio..no se porque llegue a esto pero te recomiendo escuchar el disco London Calling. De ahí ha hablar de Todos tus Muertos un paso …….
El tratar temas técnicos donde la creatividad no existe me cansa mas que una maratón, el tema filtrado de vinos es tremendo sobre todo porque puede ser un costo infernal…pero bueno eso toca.
Por suerte me escapo gracias al teléfono y voy a ver al Cabernet Franc , ahí tengo una planta que se llama Margarita, la cual para verla tengo que atravesar toda la parcela, el Cabernet franc de Agrelo siempre me gusto mucho , calidad Angelica y en algún momento en pequeños porcentajes en vinos top.  Tantas historias que podre contar de esta finca…..
Después de probar algunos vinos salgo rumbo a Tupungato, PUERTA DEL VALLE DE UCO (Republica del Malbec) la foto que verán siempre la saco es la entrada imponete al valle , increíble lugar. La primer finca que aparece a mano derecha tenemos la posibilidad de comprar algo de Chardonnay era Motebalbano  ex moteverdi, ahora Atamisque.

Camino a la zona de Gualtallary cerca del regimiento me cruzo con Alberto Benenati , técnico que hace unos años tenia a cargo la Finca Adrianna y quien gracias a el me acerque a Catena…
Llegando a Gualtallary se encuentra la finca de Dutre , 300ha productor francés con quien me divierte compartir conversaciones , tipo sumamente inteligente. En dutre me encuentro con Luis Reginato y visitamos algunas uvas de interés. Tremendo viñedo, viene adelantado unos 15 dias . De ahí partimos a Gultallary- finca Adrianna_ en honor a mi socia en el proiyecto el Enemigo. Es realmente una finca DE SUEÑO, recuerdo como hoy cuando en esta zona no había nada ,ni nadie…hoy hay una enorme cantidad de viñedos. Catena fue un precursor de esta vitivinicultura. El encargado Don Prieto, nacionalidad boliviana, hombre robusto de muy buen humor no estaba pero nos encontramos Con Belen Iacono técnica encargada de este viñedo , visite el curtel 8 Malbec en alta densidad 1 x 1. Luego el Chardonnay y Cabernet franc .......

La sensación es que la cosecha viene adelantada, el cuaje de Malbec depende mucho de las zonas , se me cruza el 2004 por la cabeza y espero sea igual. En el futuro contare historias de Don Prieto, quien elabora su vino y tiene su huerta…hombre que vio el desarrollo desde el inicio en Gualtallary zona de caliches, tizas , vientos zonas …..
Volviendo recuerdo mis primeras visitas a este viñedo de altura llendo a medir longitud de brote , marcando zonas .. tenia una camioneta  Peugeot con el piso podrido por donde entraba la tierra volviendo insoportable la respiración….tiempo que no teníamos compus portátiles y solo había tres celulares en la empres
esta incompleto pero no hay mas......!!!!