lunes, 16 de julio de 2012

A brillar...





Hace 11 años viajé por primera vez a Napa. Recuerdo que en una bodega me preguntaron si nuestro idioma era el portugués y si Río de Janeiro era la capital.  Pocos conocían el Malbec y menos se imaginaban que teníamos Cabernet Sauvignon implantado en Argentina.  Solo a modo de recuerdo viajé en esa oportunidad con Alejandro Sejanovich. Paramos en Carneros, la casa de Lee Hudson, un lugar increíble. Lee tenia algo así como 2000 acres que había comprado en los principio de los ’80. Su hermano se dedicó a la actividad inmobiliaria y lo tentó en esta aventura. Compró el acre a unos u$s 3000. Hoy está valuado en más de 300.000.  Rodeado de viñedos y bosques de alcornoques es un lugar paradisíaco, donde la gente que cuidaba el viñedo también se dedicaba a cultivar zapallos, sandías y tomates ¡para concursos!, Recuerdo un zapallo de mas de 500 Kg. También asistí a mi primer fiesta de la vendimia fuera de Mendoza, donde básicamente se juntaron enólogos, viticultores, los operarios y con Mariachis mediante, se armaba la chupandina y comida a discreción. Por aquellos tiempos teníamos muchas ganas, ideas y solo necesitábamos probar para saber por donde estábamos. Realmente creo que gran parte de los 98 puntos logrados en la cosecha 2004 fueron debido a este viaje. Fue como confirmar que lo que pensábamos no estaba tan mal... Hoy ya no se si me interesa ese puntaje, pero en aquellos tiempos la idea no me dejaba dormir. Mi primera visita a Joseph Phelps, Caymus, a los viñedos de tocalon, las famosas salas de degustación donde con solo presentar tu tarjeta personal te servían todo gratis…y ese mundo perfecto de Napa creo, hoy hay un negocio inmobiliario, ya que de otra forma no se explica la perfección de cuento de hadas.  Mención especial a Nicolás Catena, que me llamó antes del viaje y me dijo palabras sabias, de alguien que conoce de esto: “Tiene la oportunidad de ver y saborear lo mejor de esa región. No se ahogue en ese mar. Enfóquese en el Cabernet y su sabor. Tiene la oportunidad de cambiar todo” y la verdad me dio esa oportunidad. También Laura Catena, a quien no solamente le debo por las roturas que sufrió su auto (¡perdón!) sino los contactos y lo mejor: el presupuesto. Por algo la empresa es lo que es. Algo muy importante al final del viaje. Me junté con Luis Reginatto, que estaba haciendo una gira comercial. Dos anécdotas dos: Número uno:  tomamos tanto que nos olvidamos en qué playa de estacionamiento estaba el auto en San Francisco, y se puso muy complicado. Número dos: veíamos a gente que corría mientras nosotros, panchos, estábamos tomando vino. En una de esas vemos a un tipo con un matafuegos y a unos 30 metros un auto incendiado… No me voy a olvidar nuestra pasividad ante el hecho.

(salto)

Por entonces releía a Don Sábato, casi perplejo de su reinvento en el mismo libro, su forma negativa para hacerme tener esperanza. Seguro estaba en lo trágico “Sobre héroes y tumbas”, escuchando “A brillar mi amor”. Redondos en piel recordando ese primer recital al cual pude asistir en Huracán de Parque Patricios, en Buenos Aires, a mediados de los ‘90.


La Bestia Pop by Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota on Grooveshark

(caigo)

Hace dos años viajé al primer simposio internacional de Cabernet Sauvignon en Napa. En esa ocasión se dieron clases sobre Bordeaux, el terruño de Napa, la geología y degustaciones verticales de los grandes vinos de Francia y Napa Valley. 
Este año invitaron a la Bodega Catena Zapata a exponer sobre el Cabernet Sauvignon en Argentina. Fue una grata sorpresa y sentimos orgullo, sobre todo pensando que hacia 11 años no sabían nada de nosotros.
Esto nos pone en un nivel muy importante, ya que se le dedicó medio día a nuestro país. La gente que participa es la más influyente en el mundo de los vinos de primer nivel. Podías encontrar Opus One, Palmer, Staglin, Margoux, Antinori, Marqués de Carrascal y además sus equipos técnicos, comerciales, gente de marketing y dueños de las bodegas.
Los ejes principales de discusión fueron muy parecidos a los que escuchamos en la última edición del Argentine Wine Award. Los niveles de alcohol, el uso de madera, las zonificaciones, el entendimiento de las zonas, las estadísticas de implantación de cada lugar. En principio fue muy llamativo, pero después entendí que todo está en torno al mismo punto. La intervención del hombre, cuánto, en qué forma y los objetivos finales; en fin, las degustaciones de distintas añadas de estos grandes vinos, las explicaciones técnicas y las filosofía de cultivo y elaboración dominaban las charlas.
Nuestro día llego y junto a la exposición presentamos varios Cabernet Sauvignon de las distintas zonas de Mendoza, también Catena Alta del año 2005 y Nicolás Catena Zapata 2009. Si bien nosotros veníamos viendo que el nivel de  nuestros vinos estaba a la altura de las circunstancias teníamos que comprobarlo con un panel sumamente especializado. El examen fue realmente impensado y con gran recepción. A partir de ahí se pasó gran parte de la mañana con preguntas especificas sobre nuestro país y la cultura de nuestra vitivinicultura.
Pensando más allá de lo vivido en este Segundo Simposio Internacional de Cabernet Sauvignon, observé varios puntos que me gustaría compartir para seguir discutiendo respecto a nuestro futuro como región, siempre desde la humilde mirada de alguien que lleva poco tiempo en esta actividad aunque eso implique toda mi (la) vida.
·         - Las cosechas mejores clasificadas de Bordeaux tenían mayor contenido de alcohol, así un Cot Esturnel podía llegar a 14,6º mientras que los clasificados en menor valía por ellos mismos tenían alcoholes de 13º o menos. Sumamente interesante  cuando nosotros estamos yendo como concepto a la inversa. Es más, parte importante de mi filosofía de elaboración es bajar los alcoholes.  Insisto, esto no es una visión mía, es lo que detecté en el simposio. 
·         - Estas cosechas clasificadas como mejores (año 2000) no se si evolucionaron como esperábamos varios de los participantes. En cambio, añadas denominadas regulares (1998) presentaban una increíble elegancia y tipicidad de la zona.
·        -  Los vinos argentinos ya están a nivel de los denominados first class.
·         - Tenemos costos de elaboración muy parecidos, solo que el precio promedio de la caja en EEUU es 5 a 10 veces mayor que el nuestro. Esto nos traerá problemas graves a futuro.
·         - Existe una fuerte corriente de vinos naturales, baja intervención del hombre, en la cual Argentina podría estar muy bien posicionada por nuestras características climatológicas
·         - Y si todo el mundo está hablando de zonas… ¿es el principio del fin del varietal? No lo veo así, pero al parecer todos prestan mayor atención a la zona que al varietal.

Ahora yo no creo ni en el bajo ni en el alto alcohol. Si creo en la intervención del hombre casi como dogma. Desde el momento en que interrumpimos el medio con este monocultivo estamos dejando de lado gran parte de lo natural, pero si es necesario mantener una ética basada en ser lo sumamente pulcros en nuestra intervención. No dañar lo que la vid nos entrega con tanto trabajo, ser uno natural para que de ahí surjan lo que podríamos llamar vinos auténticos. No me gustan los vinos armados especialmente para un cliente o un consumidor. Básicamente porque no creen en si mismos y toman un rol o personaje que en principio no lo hace natural. No creo en la alta madera o baja madera. Creo en la intervención acentuada por el respeto a la “no fruta”, por llamarlo de alguna manera. En niveles que no necesariamente tengan que ver con  un balance dibujado por la concentración debido a las sobre extracciones, sumadas a sangrías que en todo caso perjudican en gran medida lo que llamamos vino y la real sustentabilidad.  No creo en varietales y zonas, si creo en el hombre que dentro de una sociedad define con su ambiente su cultura. Si algo de esto es impuesto, dibujado, no pertenece. Es una mentira que, si bien no interesa al consumidor, debería importarle a quien elabora esto, por su conciencia y su sueño, por ser un paracaidista camuflado de verde, y digo verde en el estricto sentido de la moneda. No pretendo afirmar que el dinero no importa, aseguro que junto con el vino debería ser obligación la dignidad para ganarlo. No tengo idea que quieren decir cuando a un vino lo llaman “honesto, natural, típico”. Sin embargo, entiendo que nuestra intervención debe proteger a esta bebida a la que consideramos alimento y en mi caso lo único que podría hacer en este mundo, porque otra cosa, no se. 

29 comentarios:

  1. Muy buena nota, interesante el punto de vista de la intervención de las personas y las experiencias en Napa por aquellos años.
    Creo que todos los que estamos ligados con este tema....pero no como uds o como vos en la elaboración, sentimos un poquito de envidia en estas cosas.

    Debe ser realmente único poder crear algo, en este caso el vino, y llegar a donde han llegado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final de lo que hablamos es vino, solo quiero contar una parte de lo que vivo al hacerlo...gracias

      Eliminar
  2. Muy interesante todo lo comentado. Rescarto esta frase, "No dañar lo que la vid nos entrega con tanto trabajo, ser uno natural para que de ahí surjan lo que podríamos llamar vinos auténticos"
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por entrar al blog , te mando un abrazo enorme

      Eliminar
  3. Gracias por volver a escribir Ale! Disfruté muchísimo tus líneas.
    Como te he dicho en un par de oportunidades, haces escuela, Sos un maestro, ese que siempre aprende y que siempre enseña!
    Un abrazo enorme Javier A. Lorenzo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Javier contar una parte de lo que uno vive al tener la posibilidad de elaborar vino, abrazo

      Eliminar
  4. Gracias por compartir sus vivencias. Si tengo que resumir en una palabra lo que siento al leer lo que Usted escribe es: ADMIRACION.

    ResponderEliminar
  5. Agradecido es la mia, siempre pensa que los astros se alinearon y me dieron la suerte de trabajar en esto. abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que haya sido sólo porque los astros se alinearon. Según he leído en varias oportunidades Usted posee pergaminos de sobra para estar donde está. Recuerdo haber leído cuando Usted comentaba como ejemplo el sacrificio de estudiar topologia los sabados por la mañana. Consídérese dentro del mundo argentino del vino el Messi de la enología. Admirable lo suyo.

      Eliminar
  6. Hola Alejandro, como disfruto leer las lineas que escribes, y conocer la pasión que está detrás de cada botella de vino que descorcho.
    Felicitaciones a vos, a tu equipo y a toda la gente que hace que el vino argentino llegue a lo mas alto.
    Pd: mucho, vino , mucho vino... cuando te vas a poner los patines y vas a tomar un stick de hockey.
    Saludos de SJ
    Fernando

    ResponderEliminar
  7. jajaj dificil pero lo podria intentar en la vieja no nueva cancga de Concepción patin club. Gracias por recordarme esos tiempos . Abrazo enorme

    ResponderEliminar
  8. qué linda nota ale! super interesante. gracias por compartir! son aportes super importantes que ayudan a la evolución de la industria. saludos!

    ResponderEliminar
  9. gracias Eleonora es la idea ayudar y por ahi discutir un poco sobre esta actividad

    ResponderEliminar
  10. Gran nota Ale.
    Pero me quedan algunas dudas... JaJa!!
    Cuando hablás de first class, te refería a franceses? Y respecto los problemas con estos Vinos, te referís a que los vendemos baratos?

    Cuando decís que no creés en los Vinos hechos para un consumidor o cliente, no sería similar a los Vinos de Autor? En vez de armarlo para otro, hacerlo para sí mismo...

    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. Hola Cuervo,first class a los vinos que marcan tendencia en el mundo,no importa el precio.No me refiero al precio me refiero a que se caen. No hablo de hacer vino para tal o cual , basicamente si consumis vino vas ha ahcer vinos que le gusten a todos , no es necesario enmascarar nada

    ResponderEliminar
  12. Lei este post anoche y me encantó!
    Estoy aprendiendo sobre vinos, porque poco conocia y mucho me gustan!
    Soy una lejana lectora y oyente del excelente programa de radio que hace! (Estoy en Bs As)
    Un gran abrazo! Guada

    ResponderEliminar
  13. Gracias Guadalupe hace un tiempo escuche a alguien que tenemos que evangelizar! y puse manos a la obra rDIO, TW, FACE, BLOG...la unica forma que el consumidor tome contacto real es si nosotros comunicamos en eso estoy...saludos y gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  14. Que bueno leerte nuevamente, todas tus vivencias son de gran aprendizaje para los que estamos del otro lado. Espero que sigas transmitiendo esos conceptos en tus vinos, a mi como consumidor me alegra y emociona cuando ante un vino puedo decir: "esto es Valle de Uco" o "aqui se muestra Lujan de Cuyo con elegancia", no se si es acertado o no, pero a eso llamo yo grandes vinos, mas allá de su precio. Por suerte cada vez me está pasando mas seguido reconocer su procedencia, parece que algo esta cambiando y es para celebrarlo, Abrazo y siga compartiendo sus vivencias si el tiempo te lo permite. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kuari es muy interesante y me alegra tu comentario cada ves mas estamos en el camino del cambio, espero poder ser fiel a estos escritos y si cambio que sea con una convicción que denote mi evolucion. abrazo enorme

      Eliminar
  15. Excelentes líneas. Enología, viticultura, geología, ética, filosofía, historia,economia, música......de todo aprendemos cuando leemos tu blog que más que decirte gracias muchas gracias. Cuando una visita por Rosario? Saludos Ale!

    ResponderEliminar
  16. espero pronto visitar esa ciudad tan pasional por todo, especialmente por la cultura Argentina el futbol, la musica , la literatura.....el gran negro que se extraña....recuerdo años atras que giraba por ahi metido en la nooche como plomo de varias bandas de rock ......abrazo

    ResponderEliminar
  17. jajaja te esperamos en serio, espero que puedas pronto, veo que tu agenda te lleva de un lado a otro pero ojala pases por estos lares saludos.

    ResponderEliminar
  18. Qué bueno que hayas vuelto a escribir!
    Me pareció una muy buena nota, la experiencia que contás y sobre todo el contacto con tus ideas, porque leyéndote o escuchándote uno ve para dónde van nuestros vinos y por qué decidís hacerlos como los hacés.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  19. Interesante este artículo, talvez deberías ser mas terminante en oponerte a los que manipulan el vino, sobretodo a los que arman vinos a medida de mercados y se valen de prácticas que no reflejan al vino de manera natural, como por ejemplo a los excesos de madera, sobremaduraciones, las sangrías, etc. Incluso en nuestro País ya hay alguna máquina de ósmosis inversa para atenuar el alcohol??
    Existimos consumidores que queremos vinos mas naturales, menos manipulados por el hombre y la técnica. Pero pienso que el paladar del mercado argentino ha sido dirijido hacia lo concentrado y dulce en los vinos; así es muy dificil imponer vinos mas naturales.
    Ademas de gustarme alguno de tus vinos me sorprendió gratamente esto que escribiste. Espero poder encontrar en tus vinos algo de este espíritu.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Fabian busco poder interpretar lo que me dicta el lugar, creo que el Argentino esta dispuesto a tomar riesgos y buscar otros estilos, es un camino largo pero hay que hacerlo. Hay maquinas de osmosis y se realizan sangrias.....pero en difinitiva cada uno duerme de noche y pensara que es lo mejor . En mi caso este año no compre barriles, tengo hace 5 años una osmosis que no uso y busco nuevas regiones donde hacer una sangria es un pecado. No comunicamos. aabrazo enorme

    ResponderEliminar
  21. Ale, muy buena la nota!!!
    Gracias por compartir tus experiencias con los que estamos del otro lado.
    También te felicito por el feedback que lográs con estas notas que, como editor de un blog, se que muy importante saber que hay ojos del otro lado leyendo lo que uno escribe.
    Un abrazo!!
    Esteban - http://elvinodelmes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. Esteban siempre entro a tu blog, te felicito. La ides es difundir un poco mas nuestra cultura del vino. ABRAZO

    ResponderEliminar
  23. Alejandro, sabía que tenían una máquina de ósmosis inversa, por eso lo comenté. Tu aclaración y concepción respecto de esta tecnología y las sangrías me permite confiar en el futuro de los vinos que vas a lograr.
    Salute y gracias por tomarte el tiempo para responderme.

    ResponderEliminar