miércoles, 3 de diciembre de 2014

El Carrizal: un nuevo Gran Enemigo para repensar el cabernet franc

Por Sebastián Ríos - On the wine side
Ni bien serví la primera copa tuve que volver a mirar la etiqueta para confirmar qué era lo que estaba por probar: Gran Enemigo Single Vineyard El Carrizal Cabernet Franc 2010.Por un momento, creí haber servido un pinot noir, dado lo traslucido del líquido, pero no: ¡demasiado rojo y demasiado vivo para un pinot! Rojo frambuesa, más precisamente, y ese y otros frutos rojos en su nariz, para luego resultar jugoso en boca. En todo caso, lo que me costó hallar es al típico cabernet franc mendocino al que uno viene seteado por estos días...
"Hace unos años visite la Loire y probe los primeros Chinon, hechos con cabernet franc de ahí: vinos mas livianos para todo tipo de comida, que no buscan la opulencia", cuentaAlejandro Vigil, enólogo y copropietario de Bodega Aleanna, en charla vía Twitter, y agrega: "el vinedo del Carrizal lo planté a mano en 1999. Todos los dias al salir del INTA [en cuyo laboratorio de Suelo trabajaba por aquel entonces] y los finde me ponia con eso. Increiblemente, el suelo del Carrizal tiene las mismas características que la Loire".

Arcilloso, precisa la ficha técnica. Así es el suelo de El Carrizal, Luján de Cuyo, de donde provienen las uvas cabernet franc (95%) y cabernet sauvignon (5%) cosechadas en cuatro tiempos distintos con las que se elaboró este tinto que, tras un paso en barrilles de segundo y tercer uso, durmió unos 7 meses en foudres. El resultado es, a todas luces, un vino distinto que confirma la búsqueda de Vigil con El Enemigo. En sus propias palabras (plagiadas de una entrevista que le hice hace unos meses): "El espíritu de El Enemigo es tener siempre presente que el peor enemigo es el miedo propio a dar un paso hacia el cambio".
El Carrizal es, ante todo, un cambio de óptica desde la cual mirar a esta cepa que se va haciendo un lugar en el corazón de los argentinos amantes del vino. En este nuevo Gran Enemigo, lo que lo diferencia de los cabernet franc convencional es por sobre todas las cosas el énfasis puesto la dulzura de la fruta. Una dulzura delicada, amable, ideal para acompañar y no empañar las comidas. "No se si estamos preparados para vinos argentinos así, pero a mi me fascinan", dice Vigil.
El precio del vino, por ahora, se los debo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada